Evo Morales llama al diálogo para mantener la paz.

Luego de la sublevación de la policía, en pos de no derramar sangre, Evo Morales convocó a un diálogo a los partidos que han obtenido asambleístas en las últimas elecciones.

“Está en marcha un golpe de Estado por grupos violentos, antidemocráticos, un golpe contra el pueblo humilde, los indígenas, los movimientos sociales, pido la movilización de todos, una movilización pacífica para defender la democracia” señaló Morales.

Un grupo de 5.000 policías bolivianos abandonaron sus posiciones en el cordón de seguridad en la Casa Grande del Pueblo, nueva sede de la Presidencia del país, y decidieron amotinarse.

“Policía con el pueblo” dice uno de los carteles de los efectivos, mientras que quienes montaron vigilias durante toda la noche agradecieron la decisión de los policías, y consideraron que se están sumando a la lucha por “recuperar la democracia”.

La Policía Bolivariana que había sido fuertemente cuestionada por no actuar ante la situación del país desde las elecciones del 20 de octubre, pasó a ponerse del lado de los manifestantes que exigen la renuncia del presidente Evo Morales.

El presidente electo Alberto Fernández manifestó su apoyo al mandatario bolivariano vía Twitter.

Comentarios