La sexualización de menores en la industria de Hollywood

Tanto la industria cinematográfica como la televisiva, en particular sus máximos exponentes en Hollywood o Disney, históricamente se valieron de menores de edad para actuar en sus producciones, lo cual es socialmente aceptado pese a tratarse de trabajo infantil, ya que en la mayoría de las películas o series de televisión se necesitan personajes menores.

Lo más cuestionable es que estas industrias utilicen los mismos métodos que utilizan para promocionar a personas adultas, que ya es bastante reprochable, exponiéndolas como productos de consumo masivo a través de medios de comunicación, que irrumpen en sus vidas privadas. En este caso se trata de niños y niñas, a los que incluso juzgan en su apariencia y generalmente cuando se trata de niñas, sexualizándolas.

Siempre que hay algún evento público en el mundo del entretenimiento, el principal foco de atención se centra en la apariencia y vestimenta de los famosos que asisten, donde una parva de periodistas y panelistas dedican horas a opinar y juzgar el look de los mismos. Sin embargo, hay que tener cuidado cuando de menores se trata.

En esta oportunidad, fue Millie Bobby Brown, la actriz de 15 años que saltó a la fama luego de protagonizar la serie de Netflix “Stranger Things”, quien se llevó la mayor cantidad de titulares que a decir verdad, dejan bastante que desear del periodista que los haya escrito.

Luego de que Brown asistiera a los premios SAG Awards, el portal Publinews tituló un artículo “¿Se operó los senos? Millie Bobby Brown deslumbra con tremendo escote”. Dejando de lado la invasión a la privacidad que supone el cuestionar las decisiones estéticas de cualquier persona, hagamos hincapié en el hecho de que la persona de la que están hablando es una niña de tan solo 15 años, y aún así adjuntan en el artículo la foto del escote en cuestión, destacando su cuerpo por sobre su talento como actriz o su impresionante trayectoria.

Sobre el mismo vestido, el portal Pley tituló “Stranger Things: ¡No parece ella! Mira el gran cambió de Millie Bobby Brown, ya es toda una mujer”. Ante este titular solamente hay algo para decir: No, no es toda una mujer, es una niña, y debe ser respetada como tal.

Las redes sociales no quedan exentas, y de la misma manera, cada foto que la actriz sube a su cuenta de Instagram es rápidamente publicada en los medios de comunicación. En este caso, Brown decidió compartir una foto donde se la ve con el pelo mojado, y el mismo medio Pley rotuló una nota: “La protagonista de Stranger Things, Millie Bobby Brown, embobó a todos con esta foto post ducha. ¡Mamita!”.

Resulta irónico, y roza lo cínico, que en una época donde se intenta concientizar sobre la llamada “cultura de la pedofilia”, la publicidad que proponen los medios de comunicación llegue a plantar una imagen sexualizada de niñas menores de edad, al alcance de cualquiera.

Comentarios