Denuncia sobre vuelco de cemento y granza en zona de Reserva Turística y Forestal

Kanki Alonso, integrante de la Asamblea Luna Roja,  nos cuenta que en el día de hoy miércoles 28 de octubre alrededor de las 15hs,  cuando retornaba a su barrio Playa Chapadmalal  junto a otros dos integrantes de la misma Asamblea, observaron un camión tipo “autobomba de hormigón”, con  un sistema de cañerías en su parte trasera por el cual vertían hormigón fresco sobre el sector comprendido entre la R 11 y el acantilado frente a escasos metros del mar argentino, aproximadamente entre el acceso al establecimiento “La Moringa” y la primera entrada al barrio “La Arboleda” – también conocido como “La Paloma”-

Al ver esta acción que afecta el patrimonio natural de la comunidad, se acercaron para documentar el delito y poner a disposición de las autoridades competentes el material probatorio con el que acompañaron la denuncia, que fue realizada en principio por vía telefónica ante la Delegación de Policía.

Más tarde la denuncia fue se hizo por correo electrónico ante Delegación de Policía Ecológica y Sustancias Peligrosas de nuestra ciudad, solicitando la intervención de las Autoridades competentes de las diversas jurisdicciones y  se libre oficio al área de gobierno de la MGP a efectos de instar acciones ejemplares que promuevan el cumplimiento de normas de cuidado, respeto y preservación de los espacios naturales.

Kanki Alonso nos recuerda que esta zona pertenece a la RESERVA TURÍSTICA Y FORESTAL PASEO COSTANERO SUR – ORD 19.111/09 entre cuyos objetivos se encuentran: 

  1. “Garantizar la preservación de los valores ambientales no renovables, (paisaje, playas, médanos, acantilados ecosistemas naturales, etc.)
  2. Minimizar el impacto sobre los recursos naturales.
  3. Garantizar la calidad ambiental estableciendo criterios de conservación”

Asimismo existe un profuso cuerpo normativo provincial que vela por el cuidado y la preservación de los espacios costeros pertenecientes al litoral marítimo.

“Sin embargo, un recorrido por esta zona puede demostrarnos el estado de abandono por parte de las áreas municipales que debieran velar por el control y cuidado del lugar. Se observan innumerables desechos arrojados y dispersos, de diverso tipo y peligrosidad, así como la tala ilegal de árboles y otras acciones que dañan la reserva”,  señaló  Alonso.

Comentarios